Atención al afiliado: (011) 4338-6449 / 6450 / 0054-11-43423414

Lineas virtuales: 26449/26450

AMFEAFIP

Asociación Mutual Federal de Empleados de las Administraciones Fiscales Públicas

Lecturas para pensar: "Un niño, un maestro, un libro y una lapicera pueden cambiar el mundo"

"Un niño, un maestro, un libro y una lapicera pueden cambiar el mundo"

Su lucha por el derecho de todos los niños a la educación le valió el Premio Nobel de la Paz, siendo la persona más joven en recibirlo de todas las categorías. Aquí, un repaso del discurso de aceptación del galardón de Malala Yousafzai.

 

Quizás a usted también le interese leer:

Lecturas para pensar: "Discurso completo de Malala Yousafzai en las Naciones Unidas 2012"

Biografía de Malala Yousafzai

Discurso de aceptación del Premio Nobel de la Paz 2014.

"En el nombre de Dios, el más benéfico, el más misericordioso, que es el Dios de toda la humanidad. Dondequiera que voy y hablo, el único problema que enfrento es que el podio es generalmente más alto que yo. Así que espero que sea buena esta vez.

Me siento honrada de que estoy siendo elegida como ganadora del premio Nobel y se me ha honrado con este - este preciado galardón, el Premio Nobel de la Paz. Y estoy orgullosa de que soy la primera mujer joven paquistaní y la primera persona joven que está recibiendo este premio. Es un gran honor para mí. Y también estoy muy contenta de que estoy compartiendo este premio con una persona - con una persona de la India cuyo nombre es Kailash Satyarthi y su gran trabajo por el derecho del niño, su gran obra en contra - contra la esclavitud infantil.

Totalmente me inspira y estoy muy contenta de que hay tantas personas que están trabajando por el derecho de los niños y no estoy sola. Él totalmente merece este premio.

Así que me siento honrada de que estoy compartiendo este premio con él.

Él recibió este premio y ambos somos los dos receptores del premio Nobel, uno es de Pakistán, uno es de la India… uno cree en el hinduismo y uno cree firmemente en el Islam. Y le da un mensaje a la gente. Da un mensaje a la gente de amor entre Pakistán y la India y entre las diferentes religiones y ambos se apoyan mutuamente.

No importa cuál es el color de su piel, qué idioma habla, o en la religión en que uno cree. Lo que importa es que todos debemos tener en cuenta los unos a los otros como seres humanos y debemos respetarnos los unos a los otros y que todos debemos luchar por nuestros derechos, por los derechos de los niños, para los derechos de las mujeres y por los derechos de todo ser humano.

En primer lugar, me gustaría dar las gracias a mi familia, mi querido padre, mi querida madre por su amor, por su apoyo. Como mi padre siempre decía, él no me dio algo extra, pero lo que hizo papá, fue no cortarme las alas. Así que estoy agradecida a mi padre por no cortarme las alas, por dejarme volar y alcanzar mis metas, para mostrar al mundo que una chica no se supone que deba ser una esclava.

Una chica tiene el poder para seguir adelante en su vida. Y ella no es sólo una madre, ella es no sólo una hermana, ella es no sólo una esposa. Pero una niña tiene, ella debe tener, una identidad. Ella debe ser reconocida y tiene los mismos derechos que un niño. A pesar de que mi hermano piensa que son tratados um... um... - que me tratan muy bien y a ellos no se les trata muy bien. Pero eso está bien. Si se trata - si es que - eso está bien.

Um... me gustaría compartir con ustedes cómo me enteré sobre el Premio Nobel de la Paz y es muy emocionante porque yo estaba en mi clase de química y estábamos estudiando acerca de la electrólisis y la hora creo que era 10:15. Así que el momento del anuncio del Premio Nobel de la Paz ya se había hecho y antes de eso yo no esperaba que fuera a recibir este premio y cuando fueron las 10:15, yo estaba totalmente segura de que no había ganado. Pero entonces, de repente una de mis maestras llegó a la clase, me llamó y me dijo, "Tengo algo importante que decirte" Y yo estaba totalmente sorprendida cuando me dijo “Felicidades, has ganado el Premio Nobel de la Paz que será compartido con una gran persona que también está trabajando por los derechos de los niños. Y yo - es a veces muy difícil expresar sus sentimientos, pero me sentí muy honrada.

Me sentí más fuerte y más valiente, porque este premio no es sólo un pedazo de metal o de una medalla que uno se cuelga, o un premio para tener en la habitación, esto es realmente un estímulo para mí para ir hacia adelante y creer en mí misma. Saber que hay personas que me están apoyando en esta campaña. Y estamos de pie juntos. Todos queremos asegurarnos de que todos los niños reciban una educación de calidad. Así que esto es realmente - esto es realmente algo - algo grande para mí.

Sin embargo, cuando me di cuenta de que había ganado el Premio Nobel de la Paz, decidí que no iba a dejar a mi escuela ese día, y que además no me gustaría terminar mi jornada escolar en la escuela ese día. Fui a clase de física, me enteré, fui a clases de inglés y fue totalmente como uh... yo lo consideraba como un día normal y yo estaba muy contenta por la respuesta de mis maestros y mis compañeros de estudios. Todos estaban diciendo que nos sentimos orgullosos de vos y uh... Estoy muy agradecida a mi escuela, a mis profesores, a mis compañeros de la escuela por su amor, por su apoyo y realmente me animaron y me están apoyando. Así que estoy feliz. A pesar de que esto no va a ayudarme en mis pruebas y exámenes, ya que depende totalmente de mi trabajo duro. Pero, aún así, estoy muy contenta de que me están apoyando.

 Tengo - He recibido este premio, pero esto no es el fin. Este no es el final. Este no es el final de esta campaña que he empezado. Creo que esto es realmente el comienzo y yo quiero ver a todos los niños ir a la escuela. Todavía hay 57 millones de niños que no han recibido educación, que están todavía fuera de las escuelas primarias y quiero ver a todos los niños que vayan a la escuela y obtengan su educación porque yo misma he sufrido por la misma situación cuando estaba en el valle de Swat y todos ustedes saben que en Swat había talibanización y debido a esto, a ninguna chica se le permitió ir a la escuela.

En ese momento me puse de pie por mis derechos y me dije que iba a hablar. No esperé por otra persona. No espero por otras personas. Yo tenía en realidad dos opciones. Una era no hablar y esperar a ser asesinada. Y la segunda era - y la segunda era hablar y luego ser asesinada y yo elegí la segunda, porque en ese momento había terrorismo, a las mujeres no se les permitía salir de sus casas porque la educación fue totalmente prohibida, personas perdieron la vida. En ese momento yo tenía que levantar la voz porque quería volver a la escuela. Yo también era una de esas chicas que no pudieron conseguir educación.

Yo quería aprender, yo quería aprender y ser quien yo pueda ser en mi futuro. Y también tenía sueños. También tenía sueños como cualquier niño normal tiene.

Yo quería ser médica en ese momento. Ahora quiero llegar a ser política, una buena política. Y cuando me enteré de que no podía ir a la escuela, sólo por un segundo pensé que nunca podría convertirme en un médica o que nunca sería capaz de ser lo que quiero ser en el futuro y mi vida sería sólo casarse a la edad de 13 o 14, no ir a la escuela, no convertirme en lo que realmente podía ser así que decidí que iba a hablar.

Así que a través de mi historia quiero decirles a otros niños de todo el mundo que deben defender sus derechos. No deben esperar a que alguien más los haga por ustedes y que sus voces son más poderosas. Sus voces - Parecería que son débiles, pero en el momento en que nadie habla, su voz se vuelve tan fuerte que todo el mundo tiene que escucharlos. Todos tienen que escucharlos. Así que mi mensaje a los niños de todo el mundo es que deben defender sus derechos.

Y el premio que he recibido uh... Premio Nobel de la Paz. Yo creo que el Comité Nobel, que - que no me han dado esto sólo para mí. Este premio es para todos los niños que están sin voz, cuyas voces necesitan ser escuchadas. Y puedo hablar por ellos y me pongo de pie con ellos y me uno a ellos en su campaña, que sus voces deben ser escuchadas y deben ser escuchados y tienen derechos. Tienen derechos. Ellos tienen el derecho de recibir una educación de calidad. Ellos tienen el derecho a no sufrir de trabajo infantil, no sufrir de tráfico de niños. Ellos tienen el derecho a vivir una vida feliz. Así que me pongo de pie con - con todos aquellos niños y este premio es especialmente para ellos. Este premio les da coraje.

Al final, um... me gustaría compartir con ustedes que tuve una llamada telefónica con el honorable Kailash. No puedo pronunciar su apellido con exactitud así que por favor solo pido perdón por eso. Me limitaré a llamarlo Kailash si no le importa. Así que tuve una llamada telefónica con él en este momento y los dos hablamos de lo importante que es que cada niño vaya a la escuela y que todos los niños reciban una educación de calidad y de la cantidad de cuestiones que los niños están sufriendo, y ni siquiera estoy resumiendo. Así que ambos decidimos - ambos decidimos que vamos a trabajar juntos por la causa de que todos los niños reciban una educación de calidad y no sufran de estos problemas.

Aparte de eso, también decidimos que como él es de la India y soy de Pakistán vamos a tratar de construir fuertes relaciones entre la India y Pakistán. Y hoy en día se sabe que hay tensión en la frontera y la situación es cada vez uh... no es como nosotros esperamos, queremos que Pakistán y la India tengan buenas relaciones y la tensión que hay es decepcionante y estoy muy triste porque quiero que ambos países tengan diálogo, para tener conversaciones sobre la paz, y para - para pensar en el progreso, a pensar en el desarrollo, en lugar de luchar entre sí. Es importante que ambos países se centren más en la educación, se centran más en el desarrollo y el progreso, lo cual es bueno para los dos.

Así que ambos decidimos que um... yo le pedí si es posible, que solicite a su Honorable Primer Ministro Narendra Modi a unirse a nosotros cuando recibimos el Premio Nobel de la Paz en diciembre. Y yo le prometí que iba a solicitar también el primer ministro honorable de Pakistán, Nawaz Sharif, a unirse a nosotros cuando llegue y él obtiene el Premio Nobel de la Paz. Así, y yo mismo solicito el primer ministro honorable Narendra Modi, y el primer ministro honorable Nawaz Sharif, que ambos se unan a nosotros cuando recibamos el Premio Nobel de la Paz.

Yo realmente creo en la paz. Realmente creo en la tolerancia y en la paciencia y es muy importante para el progreso de ambos países que tengan paz y tengan buenas relaciones. Esta es la forma en que van a lograr el éxito y esta es la forma en que van a - que van a progresar.

Por lo tanto, es mi humilde petición y espero que sea - espero que sea escuchado.

Al final, quiero decir que estoy muy contenta por su apoyo.

Yo solía decir que creo que no merezco el Premio Nobel de la Paz. Lo sigo creyendo. Pero creo que no sólo es un premio por lo que he hecho, sino también un estímulo para darme esperanza, para darme el coraje de ir y continuar esta campaña, a creer en mí misma y saber que no estoy sola, hay cientos y miles y millones de personas que me están apoyando.

Así que una vez más, muchas gracias a todos ustedes. Gracias"

 

 

 

Novedades

¿A que se llama familia hoy?

La familia se reinventa y resiste como idea de refugio cuando hace flexibles los vínculos y fuertes las responsabilidades, y además se funda en el cuidado mutuo 

Noticias Institucionales

ESTANCIAS PARA FINES DE SEMANA

La AMFEAFIP  mantiene convenios con diversos centros deportivos y recreativos, y destacadas estancias para aprovechar los bonitos días de primavera y verano